IT | EN | ES | FR | PT

News

News - El Papa a las familias: "Vivimos con los ojos puestos en el Cielo"

El Papa a las familias: "Vivimos con los ojos puestos en el Cielo"

23/06/2022

El Papa a las familias:

"Debemos vivir con los ojos puestos en el Cielo". El Papa Francisco ha exortado así a las miles de familias reunidas anoche (miércoles 22 de junio) en el Aula Pablo VI para el Festival de las familias “La belleza de la familia”, que inauguró oficialmente el X Encuentro Mundial de las Familias. «¿Cuál es la palabra que el Señor quiere decir con nuestra vida a las personas que encontramos? ¿Qué paso más le pide hoy a nuestra familia?», es la pregunta que hizo a los presentes. Después, la respuesta: «Escuchad. Dejaos transformar por él, para que también vosotros podáis transformar el mundo y hacer de él una 'casa' para los que necesitan ser acogidos, para los que necesitan encontrarse con Cristo y sentirse amados”. Y de nuevo: "Cada una de vuestras familias tiene una misión que cumplir en el mundo, un testimonio que dar".

Testimonios como los que presentaron Amadeus y Giovanna Civitillo antes de que hablara el Santo Padre. Serena y Luigi, padres de tres hijos, convivientes desde hace muchos años y con el deseo de poder casarse cristianamente, contaron su historia. Luego Roberto y María Anselma Corbella, que con lágrimas en los ojos recordaron a su hija Chiara, fallecida hace diez años a causa de un tumor, del que había retrasado el tratamiento porque estaba embarazada de su hijo Francesco. Hoy Chiara es una Sierva de Dios: “Nos encontramos como María al pie de la cruz - nos dijeron sus padres -, aceptamos sin comprender, pero la serenidad de Chiara nos abrió una ventana a la eternidad y todavía hoy nos sigue iluminando. Nos costó acompañarla hasta el umbral del Cielo y dejarla ir, pero desde ese momento emanó una gracia tal que nos hizo vislumbrar el plan de Dios y nos ha impedido caer en la desesperación».

Luego, una canción de los tres tenores de Il Volo, que habían abierto la velada con las notas de "Grande amore" y, como todos los demás artistas presentes, desde los presentadores a la Marchigiana Philharmonic Form-Orchestra al Coro Diocesano dirigido por Monseñor Marco Frisina, han colaborado gratuitamente - y después el testimonio de Paul y Germaine Balenza, congoleños, casados desde hace veintisiete años, durante los cuales enfrentaron un período de separación y luego de reconciliación. Y la familia de Pietro y Erika, con seis niños y con brazos abiertos para recibir de nuevo en su hogar a mamá Iryna con su hija Sofía, quienes huyeron de Ucrania. “La decisión de irme no fue fácil, me causó mucho sufrimiento -dice Iryna, mientras se izan en el público unas banderas amarillas y azules de su país-. Por un lado, quería estar en un lugar seguro con mi hija y poder dormir sin el miedo y los ruidos que escuchábamos por los enfrentamientos, sin las sirenas... Por otro lado, no sabíamos qué situación encontraríamos en Italia. Estaba insegura, triste y llena de dudas. Hoy doy gracias a Dios porque ha enviado en nuestro camino a tantas personas buenas que nos han ayudado y han mostrado un gran corazón dándonos ayuda y esperanza».

Por último, habló Zakia Seddiki, viuda del embajador Luca Attanasio, muerto en un atentado en el Congo. Acompañada por sus tres hijas y su madre, que siempre ha estado cerca de ella en estos meses tan difíciles. “Es un honor para mí compartir y contar esta gran historia de amor en presencia de Papa Francisco –ha iniciado diciendo-: nuestras tres niñas que no conocían la figura del Papa, la primera vez que lo encontraron, al verlo vestido de blanco, pensaron que era un médico. Y no estaban del todo equivocadas: porque el Papa es un médico que cura las almas de todos los cristianos, que cura siempre a todos los que necesitan consuelo. ¡Gracias!".