IT | EN | ES | FR | PT

News

News - El Papa a las familias: “Compartid la alegría de esta llamada”

El Papa a las familias: “Compartid la alegría de esta llamada”

25/06/2022

El Papa a las familias: “Compartid la alegría de esta llamada”

El Papa Francisco saluda a todas las familias que participaron en el X Encuentro Mundial de las Familias, reafirmando su belleza, la necesidad de defenderlas "de los venenos del egoísmo, del individualismo, de la cultura de la indiferencia y del derroche", pero sobre todo animándolas "a retomar con decisión el camino del amor familiar, compartiendo con todos los miembros la alegría de esta llamada”. Una alegría palpable en la Plaza de San Pedro, donde el sábado 25 de junio se celebró la Misa en presencia de familias de todo el mundo, como han testimoniado las numerosas banderas que coloreban la plaza. Entre ellos, estaban los más de dos mil delegados de las Conferencias Episcopales que participaron en los trabajos del Congreso Teológico-Pastoral. Parejas de jóvenes con niños muy pequeños y abuelos con nietos de todas las edades que parecían formar una sola gran familia en el abrazo de la columnata de Bernini. Una familia que es la Iglesia. “La Iglesia, efectivamente, nació de una familia, la de Nazaret -recordó el obispo de Roma-, y se compone principalmente de familias”. Antes de la celebración, presidida por el cardenal Kevin Joseph Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, Francisco atravesó la plaza en un papamóvil en el que también iban algunos niños.

A las familias que han meditado sobre el tema del encuentro de los últimos días, "Amor familiar: vocación y camino de santidad", Bergoglio pidió vivir este amor de una manera "siempre abierta, extrovertida, capaz de" tocar "a los más débiles y los heridos que se encuentran en el camino: frágiles en el cuerpo y frágiles en el alma. De hecho, el amor familiar se purifica y fortalece cuando se da”, subrayó el Papa que pronunció la homilía.

Gracias a la transmisión en vivo y las televisiones, el X Encuentro Mundial de las Familias - que concluye el Año de la Familia Amoris laetitia- , ha sido experimentada en todos los rincones de la Tierra en su inédita fórmula multicéntrica y difundida, dando vida a "una especie de inmensa constelación" con un rico patrimonio de "experiencias, intenciones, sueños" pero también de "inquietudes y de incertidumbres ". Refiriéndose a las lecturas propuestas por la liturgia, el Papa habló de la libertad “uno de los bienes más apreciados y buscados por el hombre moderno y contemporáneo”, que sin embargo carece de “libertad interior”. Reflexionó que quienes se casan y deciden tener hijos toman la opción "valiente" de poner su libertad al servicio de su cónyuge. Reiteró que hoy apostar por el amor familiar es un acto "valiente" que debe realizarse con la ayuda de los padres que "deben empujar a sus hijos a salir volando del nido". Y en los momentos difíciles de crisis que inevitablemente habrá "no vuelvas a casa con mamá y papá –dijo improvisando Bergoglio - redescubre el amor".

«Así se vive la libertad en la familia -palabra de Francisco-. No hay "planetas" o "satélites", cada uno viajando en su propia órbita. La familia es lugar de encuentro, de compartir, de salir de uno mismo para acoger al otro y estar cerca de él. Es el primer lugar donde se aprende a amar".

El obispo de Roma ha dado consejos a los padres que tratan de proteger a sus hijos de todo peligro y dolor y que temen a la sociedad actual "donde todo parece caótico y precario". Una conducta sobreprotectora que “a veces incluso acaba bloqueando las ganas de dar a luz a nuevas vidas”. La sugerencia es la de no cortar las alas de los hijos, no preservarlos "de las mínimas molestias y sufrimientos, sino tratar de transmitirles la pasión por la vida, de encender en ellos el deseo de encontrar su vocación y de abrazar la misión grande que Dios ha pensado para ellos. Si ayudáis a vuestros hijos a descubrir y aceptar su vocación, veréis que la misión les atrapará y tendrán la fuerza para afrontar y superar las dificultades de la vida». Una fuerza que también pueden sacar del testimonio de los padres que viven “el matrimonio y la familia como una misión, con fidelidad y paciencia, a pesar de las dificultades, los momentos tristes y las pruebas".

Los mismos padres que aceptan la llamada al matrimonio han «abandonado el “nido”» y han emprendido un viaje desconocido «con situaciones siempre nuevas, imprevistos, sorpresas». Acogieron la llamada de Dios y, por tanto, están invitados a "no rercordar con nostalgia la vida anterior, la libertad anterior, con sus engañosas ilusiones -palabras del Papa-, la vida se fosiliza cuando no acepta la novedad de la llamada de Dios, recordando con nostalgia el pasado".

Al final de la celebración -que contó con la presencia de 15 cardenales entre los concelebrantes, incluido el vicario de la diócesis de Roma Angelo De Donatis , 140 obispos, con el auxiliar Dario Gervasi, delegado para la pastoral familiar en la diócesis de Roma, y 271 sacerdotes - fue entregado y leído el texto del Mandato Misionero de las Familias firmado por Francisco. «Sed semilla de un mundo más fraterno - escribe el Papa entre otras cosas -. Sed familias de gran corazón, sed el rostro acogedor de la Iglesia”. Antes de la bendición, el Cardenal Farrell, dirigiendo un saludo, explicó que el dicasterio está trabajando con las Conferencias Episcopales y las diócesis para ayudarlas a responder al llamado del Papa de evangelizar a las familias y evangelizar con las familias. «Aún queda mucho trabajo por hacer -reconoció-, tras este encuentro hay confianza y entusiasmo renovado en nuestros corazones. Las familias, con su específica vocación a la santidad, son verdaderamente el rostro más bello de la Iglesia y pueden contribuir de manera singular a evangelizar el mundo con su capacidad de dar testimonio de amor, de fortaleza en las dificultades y de perseverancia en el abandono confiado en Dios”. . Luego anunció que el próximo encuentro de las familias con el Papa Francisco será el “Jubileo de las Familias” que se celebrará en Roma con motivo del Jubileo de 2025, mientras que el XI Encuentro Mundial de las Familias tendrá lugar en 2028.

Al final, se recitó la oración oficial del X Encuentro Mundial de las Familias. El texto del mandato misionero y la oración, impresos en miles de ejemplares, también serán distribuidos a los fieles durante el rezo del Ángelus del domingo 26.